miércoles, 28 de marzo de 2012

VINCENT





"La princesa amorfa y el perro sapo" by Charlie Suárez 
(click para agrandar la imagen)




Vincent



Estoy tan cansado,
abombado
con la cabeza repleta
y a punto de estallar
con el pecho vacío
o lleno de suspiros vacíos
y a punto de estallar

* * * alguna vez estuve cuerdo * * *

Algunas veces pienso
pero no logro existir.


En el manicomio todo era diferente
eran las pastillas
o el blanco, en todas partes
no se
yo no hablaba con nadie, dentro o fuera
como sea.

Los demás pacientes/locos
se paseaban, algunos de la mano, otros no
y hablaban de teorías conspirativas.

A veces salía al patio
llegaba a los muros y volvía y volvía a los muros y volvía,
saludaba a las ratas y flores del jardín,
miraba los cielos, de psicodélicos colores
e intentaba tratar de describirlos
pero la visión disminuía
y los colores se mezclaban
hasta diluirse
y el pensamiento disminuía, matar el pensar era la cura,
los signos vitales casi nulos
y el cansancio era un habitué.

Podía caminar por el parque
bajo los robles del camino,

las hojas de los robles eran dibujos
en mis palmas.

El día de mi regeneración
me fui lleno de rostros paseándose por mi rostro, ido
y nombres
sin saber el mío:

me llamo Destino
me llamo Calle
me llamo Abril
me llamo Sensación y me llamo Olvido.

Todos esos días
estuve guardado
intentando llegar a algún lugar
lejos

viví todo
y cuando quise cambiarlo
me señalaron

hoy, ayer, ahora, mañana
tiempo que es nada
cuando se trata de vos, nexo con el exterior
que siempre te bañas de recuerdos
blancos, negros
celestes,
rosados
dañados, como antiguas cintas de video

y acá me tenes
intentando seguir
pintando a los seres inexplicables
de mi cabeza partida.

***

Luego fue un cielo gris
mágico manto-techo,
las hojas de aquellos árboles
se movían con una electricidad intermitente
pintando e invadiendo el gris

eran pinceladas cortas
una encima de otra
como si desde el cielo
Vincent estuviera interviniéndolo todo

y en la tierra, mientras tanto,
Milo, niño-gato
que heredó mis orejas en punta,
hacía equilibrio entre las ramas del ciruelo.


***

todo es un paisaje
y ya nada tiembla a mis pies.






"La princesa amorfa y el perro sapo"(Detalle) by Charlie Suárez 









Charlie Suárez 
.
.
.

7 comentarios:

  1. La princesa y el perro sapo es hermoso, para empezar, esa forma de amor, que apenas de puede descifrar, esas miradas, esos gestos, que dicen tanto.
    Y de la poesía, dejar de pensar, muchas veces es un alivio, otras veces es un fastidio, quien puede saber manejar ese switch esta salvado?
    Tener un nexo lo es todo, y estoy convencido que en el fondo todos sabemos el valor del calor humano, de un Vincent que interviene, de un Milo que vuela entre las ramas, fijate que contradictorio, lo que me gusta que me dejaste pensando.
    Otro gran posteo con mucho amor.

    ResponderEliminar
  2. me sumo al primer comentario (también al segundo) me has hecho pensar, y me has hecho imaginar quizás lo que buscaba imaginar

    "viví todo
    y cuando quise cambiarlo
    me señalaron"

    estos tres versos son muchas historias

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La normalidad estandarizada nos ampara para no dejarnos escapar hacia los sueños que nos hacen libres. Es el precio que pagamos algunos, aunque otros vagan libres o casi libres. Me ha gustado ese ir y venir para seguir siendo..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La verdad me encantó este post, todo el reflejo de esa locura, las sensaciónes. Pura poesía

    ResponderEliminar
  5. Hola. Hacía tiempo que no pasaba por tu lugar. Está más, no sé, lindo, más sólido en el color que acentúa el valor inmenso de lo que escribís, bola, en serio, :)

    ResponderEliminar
  6. Este es el Charlie Suarez más mágico, porque lo es y porque lo oculta exponiendolo todo a la vista de todos.

    Sorbiendo tus versos, y devorando tus dibujos, siento desvanecerme en un mundo en el que me gustaría desvanecerme para hacerlo realidad.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

gotas de resina y de savia